Trucos IRPF – 2. Ventajas de los dividendos

imagen4En el IRPF hay muy pocas rentas que estén exentas y los dividendos, de las acciones cotizadas, siempre han tenido ventajas frente a otros rendimientos de capital mobiliario como puedan ser los intereses de depósitos y cuentas bancarias.

En años anteriores tenían la deducción por doble imposición, esto es, aplicabas como ingreso el 140% del importe del dividendo y luego te deducías el 40%, por lo que, si la escala de gravamen que se aplicaba a tu declaración era inferior al 40% salías ganando la diferencia entre el 40% y tu escala de gravamen más alta. Esto quiere decir que personas con declaraciones idénticas pero que tenían dividendos pagaban menos que las que no tenían dividendos. Esto no era lógico, pues además de tener mayores ingresos (los dividendos) tenían que pagar menos.

Este año también tenemos ventajas con los dividendos, ahora los 1.500 € primeros de dividendos estan exentos de tributar, esto es, que los primeros 1.500 € de dividendos se convierten en ingresos íntegros para tí.

Eso sí, todos los dividendos vienen con retención en origen del 18%, que se regulariza al hacer la declaración de la renta y ese 18% que te han retenido de los primeros 1.500€ de dividendos te lo devuelven. Esto quiere decir, que si no haces la declaración de la renta, pierdes esta exención de dividendos y esos ingresos serían comparables con cualquier otro ingreso de la base del ahorro (intereses de depósitos y cuentas bancarias…).

Haciendo un ejemplo rápido, si ganamos 1500€ de intereses en un depósito o en una cuenta bancaria, estos ingresos tienen un tipo de tributación fijo que es igual al de su retención, un 18%. En términos absolutos estos son 270€ que pagas al estado. En cambio si esos mismos ingresos se obtienen por dividendos, esos 270€ son tuyos también.

Hay que tener en cuenta que no es oro todo lo que reluce, y que para tener dividendos es necesario tener acciones y que su cotización varía, por lo que a diferencia de un depósito el valor de nuestra inversión puede cambiar mientras que esto no sucede con un depósito o una cuenta bancaria de alta remuneración. Esta variación puede hacerte perder dinero en una cuantía mayor que lo que te ahorres por la exención de los dividendos, pero también puede ser positiva y hacerte ganar dinero.

Trucos anteriores:
Trucos IRPF – 1. Como te pueden ayudar los hijos

3 Comentarios

  1. remo — 15 mayo 2008 a las 20:24 #

    Hay un pequeño “detalle”. Para obtener dividendos por el importe que estimas, la inversión en acciones es más que considerable. Si partimos de la premisa, que los grandes repartidores de dividendos, por ejemplo los bancos, no llegan ni por asomo al 4% del coste de la acción, tenemos que tener una inversión en variable de unos 30.000 € como mínimo.

    Pongams por ejemplo al Santander. En sus últimos cuatro últimos dividendos ha repartido un total de 0.533641 € / acción, con lo cual para conseguir 1.500 € en dividendos tenemos que tener 2811 acciones. Suponiendo que la adquisición fue anterior al 01/05/2007 y su valor de compra de 11 € nos vamos a 30.921 €

    Bajo mi criterio, tener una inversión en variable de dichas dimensiones conlleva muchísimo más riesgo, y por ende conocimiento de ls mercados de renta variable que la hipotética ventaja que me va a generar en la declaración de la renta.

  2. Germán RIO — 16 mayo 2008 a las 12:30 #

    Es cierto que para una persona pueder llegar a ser difícil conseguir 1.500€ en dividendos, pero esa cifra hay que verla como un límite de exención y no como un valor al que hay que llegar obligatoriamente.

    Cada persona debe arriegar lo que consideré y obtener los dividendos que le toquen;
    si luego sólo tiene por ejemplo 500€ en dividendos, pues tendrá un beneficio fiscal de 90€ y si son cero, pues no tendrá beneficio.

    Agradezco el detalle que aportas y lo veo importante para que la gente pueda hacerse una idea de cuanto debería invertir en acciones para conseguir dichos dividendos, pero como estamos hablando de renta variable, me veo en la obligación de poner otro ejemplo para que unido al tuyo se pueda ver un posible rango.

    Yo pondré por ejemplo a Telecinco hace 10 días. El día 7/5/08 dió un dividendo de 1.30€ por acción, que hacen un total de 1.154 acciones necesarias para obtener unos 1.500€ en dividendos. El precio de ese número de acciones un día antes, es decir, el día 6/5 (a un precio aproximado de 14€ por acción) sería de 16.153€.

    A parte de los dividendos se debería de tener en cuenta, en cualquier caso, los precios de compra y venta de dichas acciones para conocer los beneficios reales de la inversión, que entre otros factores, dependerán de las fechas de ejecución de dichas órdenes. Entiendo que no sería muy agradable ganar unos determinados dividendos, pero perder una cantidad mayor que ésta en la compra-venta de dichas acciones.

    Un saludo y gracias de nuevo remo por este detalle.

  3. remo — 16 mayo 2008 a las 15:16 #

    Y ya que estamos con el tema de los dividendos, aclarar para el personal, que es probable que haya gente que no lo tenga muy claro, que al dia siguiente del reparto del dividendo, la cotización de la acción sale al mercado ex-dividendo, es decir descontando del nominal de cotización el importe repartido.

    No obstante, si se dispone de dinero suficiente, invertir en una cartera a L/P que tenga un buen reparto de dividendos es una inversión con muchas garantias. Ojo, largo plazo.

    Buen artículo Germán.

Comentarios cerrados.
Copyright 2005© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal