Ajuste factura del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2008

stock-s7.jpgHoy en día es difícil encontrar a alguien que no esté haciendo números en relación con su actividad profesional o personal, nos encontramos en una época en la que la máxima de ahorrar y apretarse el cinturón está en la mente de todos. Así pues si ahora estamos decidiendo que podemos aguantar con el coche que tenemos un año más, que suprimimos la cena y cesta de navidad de nuestros empleados o que en vez de irnos de vacaciones al extranjero nos vamos a quedar a pasar las navidades en casa, ahorrar algo en nuestra factura fiscal del próximo año seguro que nos viene bien. Así la cosas ahora es cuando debemos realizar nuestra declaración de la renta para, en la medida de lo posible, actuar sobre aquellas partidas que nos permitan reducir la liquidación a la que tendremos que hacer frente en mayo del próximo año.

1º- Determinación de su importe
En primer lugar lo que tendremos que hacer es calcular cuál será la liquidación que nos pasará hacienda el próximo mes de mayo. La mejor manera de hacerlo no es otra que calcular hoy nuestra declaración de la renta, pues si bien es cierto que es posible que no dispongamos de todos los datos, si que disponemos de una gran cantidad de ellos.
a) Trabajando por cuenta ajena
A estas alturas ya hemos cobrado la práctica totalidad del salario correspondiente al ejercicio 2008 por lo que con un simple multiplicación obtendremos nuestro salario bruto del año, el importe de las retenciones practicadas y el importe de los gastos deducibles, principalmente los gastos de seguridad social.
b) Trabajadores por cuenta propia
En este caso y una vez realizadas las liquidaciones de IVA de los primeros tres trimestres del año así como, en muchos casos, las trimestrales de pagos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, también podemos estimar con gran sencillez los ingresos y gastos esperados para el conjunto del año y por tanto los rendimientos netos obtenidos de nuestra actividad profesional. Por otra parte es evidente que a estas alturas también tenemos claro lo que hemos pagado de hipoteca sobre la primera vivienda durante el año, así como las aportaciones realizadas a planes de previsión social (planes de pensiones) o las variaciones patrimoniales, por ejemplo en acciones, que hemos tenido durante este año.

Disponiendo de esta información tan sólo nos queda introducirla en el programa padre del ejercicio 2007 para tener una aproximación muy cercana a la que será nuestra factura fiscal del 2008 y por tanto el punto de partida para ver que podemos hacer para aminorarla.

2º- Aminoración de la factura fiscal
En primer lugar realizar dos importantes matizaciones:
a) Que la liquidación sea a devolver no implica que no nos puedan devolver más. Quiero decir con esto que en muchas ocasiones podríamos hacer que Hacienda nos devolviera todo o casi todo lo que nos ha retenido a lo largo del año.
b) Que no tengamos obligación de hacer la declaración de la renta no implica que no nos interese hacerlo. Hay un importante grupo de personas que por las características de sus ingresos no tienen obligación de hacer la declaración de la renta si bien si la hicieran se encontrarían con que Hacienda les ha de devolver dinero por lo que casi siempre es mejor hacerla pues si no la hacemos Hacienda no nos devuelve lo que nos corresponde.

- Deducción por vivienda habitual
El total de cantidades pagadas que podemos aplicar a la deducción por adquisición de vivienda habitual es de 9.015.- € anuales generándonos una deducción en la cuota del impuesto del 15%, esto es, 1.352 € que este año viene mejor que nunca. De hecho dado el actual entorno de tipos de interés el alcanzar esta cuantía en los pagos por nuestra vivienda habitual puede ser una de las mejores opciones pues a la vez que aminoramos la factura fiscal del próximo año, si realizamos la amortización anticipada con recálculo de cuota aminoraremos también la cuota del próximo año con lo que tendremos que dedicar menos recursos al pago de la vivienda. En cuanto al importe de la amortización extraordinaria a realizar, su cálculo es muy sencillo: (751 € – cuota hipoteca ) x 12 = Amortización extraordinaria que podemos realizar con derecho a deducción en el IRPF.

Hay que tener en cuenta que si nuestra hipoteca se formalizó con anterioridad al 20 de enero de 2006 la deducción a la que tenemos derecho es mayor por lo que deberemos estar pendientes de consignar este dato en nuestra declaración de la renta.

Puedes simular tu préstamo hipotecario y la deducción fiscal a la que tienes derecho con este simulador, clic aquí para acceder

- Aportaciones a planes de previsión social (planes de pensiones)
Las aportaciones a planes de previsión social también nos permiten aminorar el importe de la factura fiscal del próximo ejercicio pues las aportaciones que realicemos hasta 10.000 €/anuales los menores de 50 años y 12.500 €/anuales los mayores de 50 años (con el límite del 30 % y 50 % respectivamente de los rendimientos del trabajo o actividades económicas) se restan de la base imponible del impuesto. Así si nuestro tipo medio de gravamen ( el porcentaje que nos cobra Hacienda de nuestros ingresos) es del 25 % el hecho de hacer una aportación a un plan de previsión social del 1.000 € nos reduce la factura fiscal en 250 € a la vez que generamos un capital que nos permita mejorar nuestros ingresos durante la jubilación. En este caso hemos de tener en cuenta que no podemos disponer del capital aportado hasta nuestra jubilación.

Puedes simular la fiscalidad de dichas aportaciones utilizando el siguiente simulador, clic aquí para acceder

3º – Otros ajustes que pueden resultar interesantes
Si bien los ajustes descritos anteriormente se encuentran en las manos de la práctica totalidad de contribuyentes también existen otros ajustes y estrategias que pueden servir para aminorar la factura fiscal si bien son aplicables a situaciones particulares:

- Aplicación de la reducción de los rendimientos del trabajo por movilidad geográfica. Esta reducción es aplicable cuando un trabajador desempleado acepta un trabajo que conlleve aparejado el cambio de su residencia habitual, siendo su importe del 100 % de la reducción general de los rendimientos del trabajo que le corresponda. Esta reducción se sitúa entre los 2.600 €/anuales y los 4.000 €/ anuales, pudiéndose aplicar durante el ejercicio fiscal en el que se produzca el traslado y el siguiente.

- Aplicación de la reducción de los rendimientos del trabajo por extensión de la vida laboral por encima de los 65 años. Esta reducción tiene una cuantía del 100 % de la reducción general aplicable a los rendimientos del trabajo y es aplicable a los trabajadores por cuenta ajena que prolonguen su actividad laboral por encima de los 65 años.

- Ajustes de variaciones patrimoniales en acciones cotizadas
Este año está siendo aciago para la gran mayoría de los inversores en acciones pues están viendo como el capital invertido se ha desplomado, encontrándose con pérdidas en sus acciones que en muchos casos pueden superar el 40 %. En estos casos existen dos opciones, esperar y ver o materializar la pérdida fiscal para así poder compensarla con futuras ganancias fiscales.
Así pues si vendemos las acciones con mayores pérdidas generaremos una pérdida fiscal que podremos compensar con la venta de acciones en beneficios durante los próximos cuatro años. En este sentido es posible que un inversor tan sólo quiera materializar la pérdida fiscal pero no la financiera. Para ello lo ideal es cambiar de activo. Por ejemplo un accionista del BBVA puede vender hoy sus acciones en dicha entidad y comprar acciones del Banco Santander. De esta forma habrá materializado su pérdida fiscal pero casi no habrá generado afección a su patrimonio pues se mantiene en el mismo sector bursátil que estaba, habiendo adquirido otro valor que tiene una depreciación similar al vendido por lo que en el momento en que se recupere el mercado recuperará su inversión pero además tendrá una pérdida fiscal que podrá utilizar para compensar los beneficios obtenidos.

Espero que con esta información sea de utilidad para, en la medida de lo posible, aminorar una de las facturas a las que tendremos que hacer frente en el 2009 que con los tiempos que corren reducir el importe de nuestras facturas seguro que nos va bien.

Sin comentarios

Comentarios cerrados.
Copyright 2005© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal