Financiación en divisas , ahora sí que es el momento

182457_9046.jpgHay quienes dicen que la historia es cíclica y lo cierto es que en lo que respecta a la financiación en divisas va a resultar que es cierto, cuando no hay que contratarlas las ofrecen y cuando hay que contratarlas las sacan del catálogo de productos, aunque eso sí, siempre en el orden inverso a lo recomenendado. Hoy en día (septiembre de 2010) ya nadie habla de la financiación en divisas, mientras que hace tan sólo un par de años se trataba de un producto fantástico, recomendado tanto por los bancarios como por los confiados clientes que las firmaron.


Sin embargo, es ahora cuando nos encontramos ante un escenario de riesgo limitado para financiarnos en una divisa distintas del euro, habitualmente Yen y Franco Suizo. Lo malo es que las entidades financieras que las malvendieron están teniendo tantos conflictos con los titulares de las operaciones que ahora los mismos bancarios que las vendieron alegremente nos dicen que es precisa una cierta cultura financiera y no nos permiten contratarlas, o más bien sólo permiten contratarlas a aquellos que tienen garantías y coberturas muy por encima de las habituales.

Conceptos básicos a tener en cuenta en la financiación en divisas:

  1. Riesgo de financiarse en una divisa distinta a aquella en que tenemos nuestros ingresos: que la divisa en la que nos financiamos se aprecie con respecto a la nuestra.
  2. Beneficios de financiarse en una divisa distinta a aquella en la que generamos nuestros ingresos:
    • Que nuestra divisa se aprecie con respecto a la que tenemos que pagar
    • Que el tipo de interés de la divisa sea inferior al tipo de interés de nuestra divisa natural

Situación pasada
El “boom” de las hipotecas multidivisa se produjo entre el 2006 y el 2008. Santa inocencia por no decir otra cosa de los clientes, pero ignorancia supina de los bancarios que las vendieron, por no decir otra cosa. A ver cómo se puede permitir que un particular, con una nómina y escasa cultura financiera, contrate una hipoteca en Yenes Japoneses cuando esta divisa se encuentra en mínimos históricos con respecto al euro. A todas luces lo más natural es que la divisa se acabe apreciando y el pobre particular arruinando.
Algunos datos:

Fecha Yenes por un Euro Variación año anterior
Septiembre 2000 94
Septiembre 2001 108 14,89%
Septiembre 2002 118 9,26%
Septiembre 2003 129 9,32%
Septiembre 2004 134 3,88%
Septiembre 2005 136 1,49%
Septiembre 2006 149 9,56%
Septiembre 2007 160 7,38%
Septiembre 2008 152 -5,00%
Septiembre 2009 132 -13,16%
Hoy 20 septiembre 2010 112 -15,15%

Se han tomado días al azar y se han eliminado los decimales, fuente Banco Central Europeo
Puedes ver la evolución del tipo de cambio con respecto a las principales divisas que cotizan con respecto al euro accediendo a la siguiente herramienta.

Variaciones positivas: precisamos menos euros para pagar los mismos yenes, puesto que nuestra divisa, el euro, se aprecia.
Variaciones negativas: precisamos más euros para  pagar los mismos yenes.
De modo que un titular de una hipoteca contratada en el 2007 necesita, la friolera de un 36,83 % euros más que cuando la contrató. Por lo que si en 2007 pagaba 1.000.- €/mes ahora pagará unos 1.368.- €/mes y lo que es peor su deuda se habrá incrementado en la misma cuantía, esto es, si inicialmente debía 1.000.000 Yenes ahorá debería 1.368.300 Yenes.

Situación presente y futura
En el momento actual, a mi entender, nos encontramos en una ventana de entrada con interesantes posibilidades a medio plazo. A tener en cuenta:
1º- El tipo de cambio actual se sitúa muy cerca del mínimo de los últimos 10 años, 91 Yenes/€ por lo que el riesgo de apreciación del yen se sitúa en un 18 % para llegar a su mínimo y las posibilidades de depreciación, hasta el tipo de cambio medio de los últimos años, 130 Yenes/€ , implican una apreciación del Euro de un 15 % .
2º – El banco central Japonés ha comenzado a intervenir en el mercado para depreciar su divisa ya que la actual apreciación del Yen Japonés con respecto al Dólar Estadounidense está limitando sus exportaciones a dicho país, algo que no se puede permitir  pues la economía japonesa es netamente exportadora.

Puedes realizar todos los cálculos y simulaciones que precises con el Simulador de financiación en divisas

Si no jugamos a especular, esperando tener un beneficio inmediato, sino que somos un poco más pacientes es muy posible que quienes contraten hoy financiación en Yenes Japoneses dentro de un par de años estén más que contentos. Entonces, lo que ya parece que es costumbre, volverán las entidades a considerar que es una buena operación y de nuevo la volverán a comercializar en un escenario de mayor riesgo para el titular.

Así pues sólo me queda invitar a los Sres. Bancarios a que miren los datos, que seguro tienen a su alcance, apliquen su cultura financiera y asesoren a sus clientes como si fueran ellos los que asumieran los posibles riesgos y beneficios.

Sin comentarios

Comentarios cerrados.
Copyright 2005© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal